Inseguridad en Niños, ¿Cómo Ayudarlos?

La inseguridad se puede considerar normal en cierto grado, pero en niños puede ser más dañina de lo que pensamos. En un niño, notamos que propicia temor excesivo, una dificultad para relacionarse con otros pequeños, y cierta soledad.

Además, en muchos casos, esta inseguridad se puede ver reflejada en disgusto o cierta violencia cuando se les observa algún error en las tareas o en el comportamiento.

En Hominum México queremos señalarte ambientes en los cuales puede surgir la inseguridad infantil, para que puedas remediar la situación y propulsar la autoestima de tus hijos, en mesura correcta.

El Ambiente que Propicia la Inseguridad

  • Se le exige demasiado al niño, se le ponen estándares constantes que debe de alcanzar (ciertas horas de estudio, calificaciones excelentes, etc).
  • Hay crítica y corrección constante de su trabajo.
  • Existe cierta desatención o una distancia emocional con las personas que le son más cercanas, como mejores amigos, papás, abuelos, hermanos.
  • Se le compara constantemente con alguien, por lo que se siente menospreciado.

¿Cómo poder ayudarle?

Elogiar lo que hace bien y balancearlo con la crítica a su trabajo

Una simple frase como “te quedó bien la forma del coche, pero aquí coloreaste fuera de las líneas” es un buen ejemplo. Obviamente, ver el lado positivo de todo también puede resultar dañino en exceso, pero saber criticar también depende de cómo dar ánimo para corregir lo que está mal. No temas a usar las palabras “está mal”, pero siempre hazle sentir que lo pueden resolver juntos.

Dale responsabilidades acordes a su edad

Debe aprender a confiar en sí mismo, y saber que hay cosas que son su responsabilidad.

Acomodar las sillas, poner los manteles en la mesa o quizá darle de comer a la mascota; son cosas que puedes encomendarle para que entienda que puede hacer cosas solo/a. Tú también atente a expectativas realistas de lo que puede cumplir.

Hazle ver que estás orgulloso

Cada que algo le salga bien, felicítalo/a, y siempre procura dar unas palabras de ánimo para seguir mejorando. Hazle saber que está en el camino correcto.

No lo compares con nadie

Puede que quieras lo mejor para tu hijo/a, pero las comparaciones siempre imponen estándares que no podrán alcanzar. Expón las diferencias entre todos y señala que todos son buenos en diferentes cosas, y date a la tarea de identificar las habilidades y capacidades de tu pequeño, para así saber cómo impulsarlo a expandirlas y disfrutarlas.

En Hominum México sabemos que nadie nos enseña a ser padres, que cada familia es diferente y maravillosa en distintas formas. Esperamos que ésto le ayuden a tu hijo/a a desarrollarse sanamente y disfrutar aprender, equivocarse, y mejorar sus errores.

¡Si quieres trabajar más a profundidad con la autoestima de tu hijo, tenemos terapias en familia para poder mejorar la dinámica entre ustedes!