Etapas del Duelo

El duelo es el proceso psicológico al que las personas se enfrentan tras alguna pérdida y que consiste principalmente en la adaptación emocional a dicha pérdida. La pérdida de cualquier objeto de apego provoca un duelo, donde la intensidad y las características de éste pueden variar en función del grado de vinculación emocional o de la propia naturaleza de la pérdida.

Las personas pasamos por un proceso de duelo cuando sufrimos una ruptura de pareja, cuando nos despiden de nuestro empleo o cuando perdemos la movilidad en una parte del cuerpo; pero el duelo por muerte es la pérdida más relevante por la potencia con que afecta a la mayor parte de personas.

La psiquiatra Elisabeth Kübler Ross describe las 5 etapas que conforman el proceso duelo, las cuales son:

  1. Negación: Esta fase implica el negarse a la pérdida, funciona como amortiguador después de una noticia inesperada e impresionante, permite recobrarse de momento y movilizar otras defensas menos radicales.
  2. Ira: El fin de la negación va asociado a sentimientos de frustración y de impotencia con respecto a la propia capacidad de modificar las consecuencias de la pérdida. Dicha frustración conlleva a su vez la aparición de ira, rabia, envidia y resentimiento. Esta fase es muy difícil de afrontar, esto se debe a que la ira se desplaza en todas direcciones y se proyecta contra lo que les rodea, a veces casi al azar.
  3. Negociación: En esta fase la persona guarda la esperanza de que nada cambie y de que puede influir de algún modo en la situación, como un modo de posponer los hechos. Lo que más suele desear el paciente es la prolongación de la vida, o por lo menos, pasar unos días sin dolor o molestias físicas.
  4. Depresión: En este periodo la persona empieza a asumir de forma definitiva la realidad de la pérdida, lo que le genera sentimientos de tristeza y de desesperanza junto con otros síntomas típicos de los estados depresivos, como el aislamiento social o la falta de motivación.
  5. Aceptación: Después de las cuatro fases anteriores, llega la aceptación de la pérdida y la llegada de un estado de calma. Se requiere un gran esfuerzo para alcanzar la fase de aceptación, que lleva a una separación gradual y a la comprensión de que la muerte y otras pérdidas son fenómenos naturales en la vida humana.

El duelo es un proceso que lleva tiempo y en Hominum México contamos con profesionales capaces de asesorarte para que puedas entender y superar cada una de las fases de este proceso hasta llegar a la aceptación.

 

Steffi Victoria Arzaluz Reyes
Psicoterapeuta de Hominum México